Carta de Josep Pelegrín a los sumilleres

Carta de Josep Pelegrín a los sumilleres

¡Mejor sumiller de España 2016! Aún no me lo creo… ¡Estoy tan feliz! Me ha costado, pero finalmente ¡lo he conseguido! Después de quedarme a las puertas durante tres años consecutivos, éste ha sido el mío. Una gran recompensa a la preparación y esfuerzo hechos durante tanto tiempo.

Pero este logro no es sólo mío. Si lo he conseguido es gracias a la suma de esfuerzos, confianza y ayuda de muchas personas, a las que les debo todo. Me gustaría desde aquí darles un abrazo enorme y un muchísimas gracias.

Al Grupo Gourmets, a su presidente Don Francisco López Bago. Gracias por acogernos tan bien en su prestigiosa feria y ofrecernos la posibilidad de hacer llegar a más gente nuestra pasión y nuestra profesión.

A Bodegas Glorioso, por ser patrocinador del concurso y por ofrecernos sus magníficos vinos.

A Riedel España, por poner a nuestra disposición su fantástica gama de copas y ser patrocinador del concurso, aportando ese granito de la calidad con la que siempre trabajan. Un placer compartir espacio con los mejores.

También a Don Javier Pérez Andrés por su narración de la final y de la entrega de premios, pero sobre todo por amar tanto el mundo del vino y de los restaurantes como nosotros.

“La clave está en improvisar lo mínimo posible, ¿verdad?”

A la UAES, y a su presidente Don Pablo Martín: gracias por trabajar siempre por y para nosotros, los sumilleres, por hacernos sentir siempre parte de un colectivo, y por respaldarnos en todo momento. Y, cómo no, a los miembros del Comité Técnico: Ceferino Cimadevilla, Agustí Torelló, Pepe Puyuelo, Iñaki Suárez y J. A. Cabañas (espero no dejarme a nadie). Gracias por vuestros consejos y lecciones, antes y después de cada concurso. De verdad que me han servido para mejorar como profesional. ¡Al final lo he conseguido! ¿Quizás me he hecho un poco pesado? ¡Cuatro años seguidos aguantándome! Ya sabéis, el que la sigue…

Gracias también a César Cánovas, un enorme sumiller y mejor persona, por enseñarme a preparar un concurso y una decantación. La clave está en improvisar lo mínimo posible, ¿verdad?

Cómo no, al gran Josep Roca, por ser un referente, pero sobre todo, por ser como eres, tan normal, tan cercano, y por transmitirnos tus conocimientos sobre maridajes. Realmente ha sido un honor poder compartir contigo unas horas que son para mi inolvidables.

A mi compañero, a mi amigo, el gran Sergi Figueras. Siempre has estado ahí, desde el primer momento, desde el primer concurso al que nos apuntamos juntos, en 2011. Tu lo conseguiste antes, siempre has sido más rápido… A mi me ha costado más, pero finalmente aquí está. Y gran parte es gracias a ti, a tus bromas, a tus consejos y a tus ánimos. ¡Eres un auténtico crack, noi!

“Todos los concursantes sois geniales. Gracias por vuestras muestras de apoyo y de cariño en los buenos momentos y, sobre todo, en los más duros.”

Y cómo olvidar los amigos que he hecho durante estos cuatro años, que son muchos. Amigos que llevaré siempre conmigo. Todos los concursantes sois geniales. Gracias por vuestras muestras de apoyo y de cariño en los buenos momentos y, sobre todo, en los más duros. Diego y Javier, enhorabuena por la final. Lo hicisteis genial. Seguro que el próximo año repetiréis el gran papel que habéis hecho. Sentios orgullosos, de verdad. En especial a mis compañeros de Cataluña: Pilar, ¡eres grande! Toni, Juanjo, Marc, Dani y Ramiro. Ánimo, seguid trabajando como hasta ahora, que el triunfo os espera. A los miembros de la ACS, por hacernos las cosas tan fáciles y darnos siempre vuestro apoyo incondicional: Pepe, Natalia y Anna, mil gracias por todo. Y mención especial a un enorme profesional pero sobretodo una gran persona y un gran amigo, que siempre ha estado a mi lado, apoyándome y creyendo en mi: Guillermo Cruz. Es todo un orgullo considerarme tu amigo. Como ya te he dicho, ¡seguro que lo vas a petar en Argentina! Mucha suerte, amigo. Un abrazo y nos vemos pasado el Mundial para celebrarlo juntos!

Y para el final dejo a los más importantes: mi familia. Esos que siempre están ahí, pase lo que pase. A mis padres y a mi hermano, un gracias en mayúsculas. Gracias por todo, por haberme inculcado que con esfuerzo y perseverancia los triunfos terminan llegando. Y cómo no, mis tres razones de ser: mi mujer, Iolanda, y mis hijos, Oriol y Elena. Perdón y gracias. Perdón por abandonaros durante tantos meses para prepararme para este concurso. Son muchas horas las que he dejado de compartir con vosotros, quizás lo más duro de todo esto. Y gracias por creer más en mi que yo mismo. Vosotros me habéis dado la fuerza necesaria para seguir, hasta conseguirlo. Porque así es, ¡lo hemos conseguido! ¡Os quiero!

Josep Pelegrín

Da tu opinión

Todavía no hay comentarios Se el primero en opinar y comenta este artículo

Tu e-mail no será publicado. Debes cumplimentar al menos los campos marcados con *