IVAN MONREAL CERTIFICADO THE COURT OF MASTER SOMMELIERS : “Todo esto comenzó con mi primer sorbo de vino”

Iván Monreal es uno de los sumilleres de moda en el panorama nacional y ya en el internacional tras haber conseguido el certificado The Court of Master Sommeliers celebrado en Austria la pasada semana.

Nació en Maspalomas, Gran Canaria y estudió Sumillería con la Asoziazione Italiana di Sommeliers en Stuttgart (Alemania) y con la Escuela Española de Cata (Madrid). Como Jefe-Sumiller, cuenta en su currículum con restaurantes de la geografía europea de la talla de los alemanes Amador (con 3 estrellas Michelín) y Olivo (con una estrella Michelín / Alemania) o el mallorquín Tristán (con dos estrellas Michelín). Su periplo laboral y su pasión por la sumillería le han llevado a establecimientos de Francia, Austria o Italia. Entre sus logros profesionales destaca su presencia en el Top 50 de Sommeliers en Alemania, Top 10 en la últimas edición del campeonato Mejor Sumiller de España, y Subcampeón del Ruinart Sommellier Challenge España 2019.

En la actualidad Iván es Gerente-Sommelier de Pier Monreal Wine & Cocktail Bar, ubicado en Arguineguín, Gran Canaria.

¿Qué es para un sumiller este certificado? ¿Qué supone para ti?

Para cualquier sumiller supone una distinción muy importante, pues The Court of Master Sommeliers es sin duda la institución referente a nivel mundial en el mundo de la sumillería. Cuesta tiempo y esfuerzo conseguir cualquiera de sus niveles, por tanto, el certificado para mí ha supuesto es un reconocimiento a mi trayectoria, la cual esconde detras muchas horas de trabajo, estudio y dedicación.

Es un orgullo pertenecer a este grupo de profesionales, en el cual nos ayudamos entre todos y donde además podemos aprender los unos de los otros. Es una fortuna formar parte de esta FAMILIA, cuyas señas de identidad son la profesionalidad, la pasión y la humildad.

¿Desde cuando llevas trabajando en este proyecto?

Aunque no era consciente, creo que todo esto comenzó con mi primer sorbo de vino, hace ya muchos años. Posteriormente, he tenido que recorrer un largo camino de formación, aprendizaje y muchas horas de trabajo. Todo el conocimiento, experiencia y formación que he ido adquiriendo durante toda mi carrera, han sido necesarios y vitales para llegar hasta la CMS. Más concretamente, durante este último año, me he centrado en preparar las pruebas y el temario para aprobar, tanto el nivel “Introductory” como el “Certified Sommelier”.

¿Cómo ha sido tu preparación?

La preparación ha sido dura, muchísimas horas de estudio, muchas sesiones de cata, largas conversaciones telefónicas, etc… Me ha supuesto grandes sacrificios y esfuerzos personales, e incluso económicos. También ha sido fundamental en mi preparación, la ayuda de varios compañeros y sumilleres, que están repartidos por España y diversos puntos de la geografía internacional, como son, desde Londres, Roberto Durán, Julio Tauste, Andrés Palomo, Diego González y desde España Manuel Fernández, Gabriel Lucas y Samuel Suárez. También me ayudaron mucho desde Austria el resto de la comitiva española que también volvieron exitosos con 3 Certified y un Introdutory más. Todos ellos han contribuido, en mayor o menor medida, pues me han guiado, enseñado y motivado mucho.

¿En qué consisten las pruebas finales?

Primero te examinas del nivel Introductory, este nivel consta de dos días de clases seguidos y de un posterior examen. Los temas cubiertos incluyen, entre otras cosas, conceptos de elaboración del vino, las variedades de uva, las principales regiones del vino, vino y comida, maridaje, cerveza, sake y licores, etc.. Aprobar el nivel Introductory de sumilleres no otorga el título profesional de «sumiller».

En segundo lugar te examinas del nivel Certified Sommelier, pero solamente  para aquellos que hayan aprobado el nivel Introductory y el examen, y se centra mucho más en el servicio y en un conocimiento más profundo del mundo del vino (regiones, zonas, subzonas, etc..). El examen consta de tres pruebas: una teórica, una cata a ciegas de vinos (blanco y tinto) y otra de servicio (que también es teórica). La puntuación mínima para aprobar es del 60%. Todas las pruebas son independientes, no es posible realizar una media final. Para que te hagas una idea de la dificultad de las pruebas, de los 52 candidatos de 26 países diferentes, 29 obtuvieron Introductory  y solo 15 obtuvieron el Certified, y uno de ellos era yo, aún sigo sin creérmelo. Las personas que aprueban el examen reciben un certificado y el preciado pin!.

¿Qué ha sido lo más difícil?

Para mí la parte teórica ha sido la más complicada, pues el temario es muy amplio y denso. Se trata de un temario que abarca en profundidad muchas regiones vitivinícolas, que incluyen a todas las regiones productoras de vinos más importantes del mundo. Desde los países europeos, hasta los conocidos como países del “nuevo mundo”. La prueba de servicio también fue muy dura, tenías que hacer un servicio de sala impecable, mientras te sometían a diversas preguntas teóricas y del todo inesperadas, acerca de referencias de vinos, maridajes, productores, coctelería, licores, etc.

Cuales han sido tus fortalezas

Creo que una de las cosas que más me ha ayudado, ha sido sin duda mi experiencia laboral internacional. He tenido la fortuna de trabajar en países como Alemania, Austria, Francia e Italia, además de por supuesto en España. En todos ellos, en salas con cartas de vinos importantes, donde manejaba referencias de vino de todo el mundo, y de un abanico muy amplio de precios. Esto me ha posibilitado de ampliar mi conocimiento teórico y de referencias de vinos de ciertos países, además de brindarme una formación en sala de gran nivel.

 

Siguientes retos o proyectos profesionales

Antes de embarcarme en nuevos proyectos quiero descansar un poco:-D. A pesar de que tengo varias propuestas profesionales, mi principal proyecto es seguir formándome y trabajar duro allá donde vaya. Me apasiona este mundo,  el tiempo dirá cual será mi siguiente meta, quizás el Advanced (tengo varias compañeros preparándolo). Lo que tengo claro es que pienso seguir adelante con mi formación, y como dice el bueno de Julio Tauste,  Push! Push! Push!

Susana Luquero Docampo. Comunicación UAES

Author: UAES - Departamento de Prensa

Share This Post On