Rubén J. Rocha: “El Campeonato de España son dos días de convivencia inolvidable”

Rubén J. Rocha: “El Campeonato de España son dos días de convivencia inolvidable”

 

Rubén J. Rocha Gómez, de Mérida, Badajoz, lleva toda la vida dedicado al mundo de la hostelería, “por vocación y por tradición familiar”. Actualmente es el responsable del área de hostelería del Club de Golf Don Tello, en Mérida,  y jefe de sala y sumiller en su restaurante, Hoyo 19. Anteriormente había realizado trabajos de todo tipo relacionados con este sector,. “En 2015 -cuenta-, tras cerrar nuestro restaurante Clandestino Slow Food, decido seguir con mi formación y hago el curso de Sumillería en la ESHAEX (Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura). Ese mismo año me presento al concurso regional y quedo subcampeón y, a partir de ahí, se despierta mi interés por adquirir más conocimientos sobre el mundo del vino y de la sumillería en general”. Este 2015 también representó a Extremadura en el Certamen Nacional de Gastronomía de Valladolid, donde logró un tercer puesto. En 2016 y 2017 ganó los campeonatos regionales de sumillería, sin dejar de lado la coctelería, “otra de mis pasiones”, puntualiza. Lograría un tercer puesto en las categoría Jefe de Bar, y Mejor Degustación, respectivamente, además  de resultar campeón en Tiraje de Cerveza.

  • ¿Qué hizo que te decidieras a hacerte sumiller?
  • Trabajé durante años con mi padre en la empresa familiar de distribución de bebidas y tuve la suerte de probar o catar muchos destilados, licores y vinos. Me di cuenta de que tenía capacidad para ‘interpretarlos’ y  poder recomendarlos con conocimiento de causa. Establecía un ‘feedback’ de proximidad con nuestros clientes, y les daba confianza. Eso me llevó a seguir descubriendo nuevos productos para, así, hacerles un poco más felices, que, al fin y al cabo, es lo que intentamos hacer cada día en nuestros restaurantes: que su visita sea realmente una experiencia gastronómica inolvidable.
  • ¿Qué le encontraste de atractivo a UAES cuando te afiliaste?
  • El maravilloso grupo de personas que lo forman. En mi primer Campeonato de España, en León en 2015, nos reunimos un grupo de sumilleres de toda España, que parecía aquello más una reunión de amigos que una competición. Para mí fueron dos días de convivencia inolvidables.
  • ¿Cuál crees que es la aportación más relevante de UAES a la sumillería española?
  • Representarnos como profesionales de este sector y darnos visibilidad, algo que echo mucho en falta en mi región, Extremadura, donde la figura del sumiller, como tal, no existe. Salvo en Atrio, con el compañero Jose Luis Paniagua a la cabeza del equipo de sumilleres, y no creo equivocarme. De hecho, para mí, es  ‘sólo’ un valor añadido a las funciones de jefe de sala. Siento, personalmente, que somos los olvidados del gremio. Destacar que en estos tres años no he recibido ni una mísera mención en prensa regional, pese a haber representado a Extremadura en cinco campeonatos nacionales.
  • ¿Cómo se ve el Campeonato de España desde el punto de vista de un participante?
  • Con muchos nervios y el estómago cerrado, como la primera vez, pero deseando que llegue el día para compartir experiencias con los compañeros.
  • ¿Cómo estás viviendo las semanas previas al Campeonato?
  • Intentando aprovechar las horas libres que nos deja el trabajo para repasar los conocimientos y ponernos las pilas en lo referente a la actualidad de la sumillería.

    Rubén J. Rocha echa de menos más formación reglada en Extremadura aunque confía en el futuro y en las "ganas de los jóvenes".

    Rubén J. Rocha echa de menos más formación reglada en Extremadura aunque confía en el futuro y en las “ganas de los jóvenes”.


  • ¿Cómo ves a la sumillería en España dentro de 5 años?
  • Soy muy optimista.  Los jóvenes vienen pisando fuerte. Compañeros como Edu Camiña, con veintipocos años, nos van dar muchos buenos momentos  en los próximos años.
  • Supongamos que ganas el Campeonato de España ¿Qué harías el día después?
  • Siendo realista, estar en el campeonato nacional, rodeado de éstos  monstruos de la sumillería, es ya un regalo para mí. Siempre digo que para ser un buen sumiller hace falta tiempo y dinero para poder viajar y descubrir los vinos del mundo. Y yo, ahora mismo, no tengo ni una cosa ni la otra, así que con poder disfrutar de la experiencia me doy por satisfecho.
  • ¿A qué sumiller te gustaría parecerte?
  • Por ser como es, en todos los aspectos, a Guillermo Cruz.
  • ¿Cuál es el mejor consejo que te dieron cuando empezabas?
  • Un sumiller, en sala, es un camarero especialista en vinos, pero también en cocina. Necesita probar vinos, interpretarlos, ha de tener confianza a la hora de recomendar y debe ser discreto desde su conocimiento, pero cercano al comensal, para , así, poder acertar en la elección del vino. (J.R.)
  • ¿Qué te gustaría que tuviera y le falta a la sumillería en España?
  • Alguna reunión más al año, para no coincidir solo en concursos y campeonatos.
  • ¿Cómo ves el presente y el futuro de la sumillería en Extremadura?
  • En el presente falta formación más especializada y reglada en sumillería, para que quien quiera seguir ampliando sus estudios no tenga  que salir de la región. De cara al futuro, como en el resto del país, los jóvenes nos sorprenden cada día gratamente con sus ganas de ser grandes sumilleres.

Da tu opinión

Todavía no hay comentarios Se el primero en opinar y comenta este artículo

Tu e-mail no será publicado. Debes cumplimentar al menos los campos marcados con *